… y cómo no… los niños

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todos los niños tienen algo especial y viajar por el mundo te permite constatar que allá donde vayas la presencia de un niño puede alegrar hasta el paraje más inhóspito.

Al contrario de lo que ocurre en otros lugares de África, donde los niños se convierten en pequeños pedigüeños, bien por necesidad, bien para aprovechar la presencia del turista, en Angola los chavales no se acercan a ti con ánimo de pedir, sino de observar.

Les llama la atención que seamos blancos y que deambulemos de acá para allá con nuestras enormes mochilas. Se acercan, me tocan el pelo, que les maravilla por ser largo, suave y liso… pero lo que les fascina por encima de todo es la cámara profesional que lleva Luis.

Se pelean por posar y se disputan el que creen que es el mejor sitio para salir bien en la fotografía. Posan encantados y algunos no tienen inconveniente en hacer carantoñas para el fotógrafo. Las chicas son más tímidas, pero también quieren ser fotografiadas.

Todos se sorprenden cuando se ven en la pantalla y ríen nerviosamente dándose codazos mientras comentan si están favorecidos o no. A cambio no piden nada; ni siquiera que les mandemos copias. Algunos incluso nos piden que volvamos otro día para seguir con la sesión. Ojalá.

Anuncios

Haz tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s