4 pensamientos en “Cinco o seis cosas irritantes de las entradas ‘listas’

  1. Cristina Vives

    Muchas gracias por tus palabras. Es muy gratificante que alguien considere útil e interesante lo que escribo. Al margen de esta caricia a mi ego, debo decir que me ha gustado la valentía de tu artículo porque toca muchos pequeños tabús del Social Media que ya era hora que alguien se atreviera a revelar.

    A mi juicio, los problemas del simplismo, la superficialidad y el contagio son la herencia de la moda 2.0 que tienta a todo aquel que quiera ser “cool” a tener un blog. Antes de abrir un blog, habría que preguntarse si se tiene algo que decir. Y si la respuesta es “no” o “no lo sé”, pensárselo dos veces. Sólo hay que abrir un blog si estás convencido de que puedes aportar algo a los demás, y aun así es posible que no logres esquivar el simplismo y la superficialidad, pero como mínimo tienes la intención de hacerlo.

    Un saludo y seguimos en contacto

    Me gusta

    Responder
    1. Alejandra Autor de la entrada

      Hola Cristina.
      Totalmente de acuerdo con tus apreciaciones. Creo que el que se guía por el hecho de que todo lo que lleve la coletilla 2.0 es necesariamente ‘cool’ se equivoca, pero lo cierto es que toda esta cultura aún emergente y cambiante está impregnada de ese atolondramiento en el que cuenta más la calidad que la cantidad y en el que algunos están perdiendo la cabeza por el número de tuits al día que hacen o los seguidores que tienen sus cuentas. Llenar entradas de blogs sólo porque hay que estar ahí, aunque no tengas nada que decir es otro error de bulto. Por eso me alegra que haya gente que, como tú, no ande pontificando sobre nuestro trabajo, lo que ayuda a separar el grano de la paja. Besos!

      Me gusta

      Responder
  2. aramayoral

    Bueno pues parece que como en otras cosas, todo vuelve pero en formato digital y con el ramalazo “cool” que te da el tener +500 en las redes sociales.
    Esto de los gurus de cualquier cosa ya se puso muy de moda antes de internet. Me refiero a los libros de autoayuda que te decian como ser un jefe, como superarte a ti mismo o te daban la clave para solventar una depresion con una lista para todo.
    Estos libros se vendian como churros en las librerias de los aeropuertos sobre todo en la terminal del puente aereo donde hacian el Agosto con los ejecutivillos de pro que se leian todo lo que caia en sus manos con tal de parecer “proactivos” “comprometidos” y todas esas zarandajas que constituian el mantra de los yupies de entonces.
    Ahora cada dia recibo solicitudes de contacto de gente que no conozco pero que estoy segura que entre sus intenciones esta tener +500 y que nunca mas sabre de ellos. Simplemente soy un numero mas.
    Seguro que entre sus objetivos anuales esta el tener amplia presencia en las redes y por esto mandan solicitudes a troche y moche sin importarles en absoluto la persona, para ellos contacto.
    Asi que como yo no voy a hacer el caldo gordo a esta gente empleo la tecla “delete” y que se vayan con sus “gurupolleces” a otro.
    Aqui curiosamente el medio hace el fin y todo vale con tal de tener no se cuantos seguidores y no se cuantas tonterias colgadas en cualquier red social. No te digo nada de los Blogs de infima calidad y que no aportan nada. La gilipollez no tiene limites y ahora menos con internet

    Me gusta

    Responder
  3. Pingback: Slow Comm, comunicación sostenible contra la ‘Infoxicación’ | El Blog de ArpComunicación

Haz tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s