DeSAStre en Málaga. Suma y sigue

fotoCHSeñores gestores del Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya, para entendernos).

Acabo de enviarles por segunda vez un escrito reflejando mi impotencia y estupor ante la absoluta falta de profesionalidad y, lo que es casi peor, la desidia y la mala educación de su personal de administración.

En este segundo escrito, al que por lo visto tampoco pretenden contestar, he de añadir prácticamente los mismos calificativos referidos al personal de enfermería de la Unidad de Diálisis de su hospital. Salvo contadas excepciones se trata de gente adocenada, vaga, malencarada, déspota y poco dispuesta a cuidar, que es en lo que se basa la profesión enfermera.

Ayer mi padre (enfermo polimedicado en diálisis aquejado de un tumor vesical y tratado en la Unidad del Dolor del Hospital Civil) tuvo un escape de heces a causa de una determinada medicación que está tomando. Las sanitarias que allí había no tuvieron mejor idea que encasquetarlo en una ambulancia de camino a casa diciendo que habían llamado ya a mi madre. Una mentira como un castillo, dado que ni en el teléfono fijo de casa ni en el móvil de mi madre figuraba llamada perdida alguna (en caso de que ella no se hubiera percatado de dicha llamada fantasma).

Como pueden ustedes imaginar lo que en principio era un pequeño escape se convirtió en una cagada en toda regla. Y todo esto con mi padre pidiendo por favor que si ya habían llamado a mi madre que qué demonios hacían empaquetándole en una ambulancia. Un episodio surrealista digno de la peor comedia de enredo si no fuera porque se trata de una situación que, por lo que he podido hablar con otros familiares y pacientes en estos días que he estado su hospital (no vivo en Málaga) se repite con demasiada frecuencia con personas enfermas y no con ganado, que es lo que parecen ustedes creer que tratan en su centro.

En todo caso, me pregunto si de haber sido cierta la llamada que afirman haber hecho estas tipejas pretendían que mi madre se desplazase desde El Palo para limpiarle o si su intención era que el conductor de la ambulancia hubiese parado de camino a su casa en un autolavado de coches y hubiera arreglado el desaguisado metiéndolo en el túnel con la camilla y todo… total, ustedes no parecen tener la más mínima empatía y sensibilidad con los pacientes, que repito son personas enfermas y no fardos de paja o cerdos en una piara.

En estos momentos deseo encarecidamente que algún día ustedes y sus familiares se vean en esta tesitura tan humillante y tan denigrante para un ser humano que además de estar sufriendo lo indecible a causa de su enfermedad tiene que hacer frente a este tipo de gentuza que le hace perder la dignidad personal por completo tratándole como si fuera un desecho.

Deseo que tengan que revolcarse en su orina y en sus heces mientras corrillos de sanitarios se parten de risa ignorando sus peticiones. Quiero que sepan lo que es esperar la atención médica más básica tirados en un pasillo, anhelo que griten de dolor mientras un celador se toma su café antes de subirles una silla de ruedas. Espero que sepan lo que es que les den malas contestaciones y les cierren la puerta en las narices cuando pregunten una duda y deseo con todas mis fuerzas que ustedes y todos los de su estirpe pasen el final de sus días en una agonía larga y lenta pidiendo a Dios que se acuerde de llevárselos pronto y espero que entonces Dios tenga las suficientes luces de darles un billete al infierno

Anuncios

Haz tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s