Archivo de la categoría: Pseudociencia

¿En manos de quién estamos?

Visto lo visto le voy a pedir a mi madre que me borde el nombre en una bata blanca cualquiera y me voy a poner a pasar consulta online, en mi casa o en un banco del parque. A ver si la “especialista” que le ha dicho esto a mi hermana tiene narices de acusarme de intrusismo.

 

Los timos del marketing nutricional

Ni lo ‘light’ es siempre sano ni un batido puede sustituir todas las verduras que debemos tomar. La psicóloga Ana Gutiérrez publica un libro en el destierra los mitos de algunos productos milagro que lo único que adelgazan es el bolsillo

Source: www.lavozdigital.es

See on Scoop.itHealth and Medicine

Periodistas poco valorados… ¿con razón?

"Hola, me llamo Alejandra y soy periodista". | FreeDigitalPhotos.net

“Hola, me llamo Alejandra y soy periodista”. | FreeDigitalPhotos.net

Cuando leí que Angelina Jolie había decidido someterse a una doble mastectomía  a causa del alto riesgo de padecer cáncer de mama debido a una infrecuente mutación genética (y al indudable pavor que debe infundir ver morir a tu madre y a tu tía del mismo mal) me eché a temblar; y con razón. Casi a la misma velocidad que la noticia cruzaba el mundo, comenzaron a aflorar estupideces en los medios de comunicación y, por qué no decirlo, entre los comentarios de los lectores; es lo que tiene el cuore.

Por cierto, alguien debería explicarles a los usuarios que el mero hecho de que se abran comentarios en una noticia no implica la obligatoriedad de meter una parrafadita cuajada de insultos a Dios y al Demonio con calzador, especialmente si no se tiene ni la más remota idea de lo que se habla o sin siquiera haberse leído el contenido de la noticia que supuestamente se va a enriquecer con la aportación genial de turno. Pero a lo que íbamos, que yo de quien me quería avergonzar en esta entrada es de los periodistas, es decir, de mis supuestos colegas. Sigue leyendo

La gente quiere ser engañada…

La gente quiere ser engañada, engañémosla pues. | Petronio

La gente quiere ser engañada, engañémosla pues. | Petronio

Estoy segura de que la legión de fans que me sigue sabrá disculpar estas dos semanas de silencio, pero es que he tenido que superar varios estados de shock y estupefacción que se han sucedido de manera muy consecutiva. Reconozco que tengo tendencia a sobresaltarme, quizá en exceso, cuando leo faltas gramaticales, de ortografía o teorías pseudocientíficas en los medios de comunicación; deformación profesional.

Por eso, cuando una amiga mía farmacéutica (de las de verdad, no de las que únicamente despachan pastillas) que también ha cursado nutrición, me habló de una sarta de memeces que había estado soltando Mercedes Milá en su esperpéntico programa sobre una enzima prodigiosa y sus poderes para curar todo el mal que nos acecha en cada esquina decidí no profundizar en el tema por el bien de mi salud mental. Pensé que al fin y al cabo Gran Hermano no es precisamente un programa de divulgación científica, por mucho que quieran disfrazarlo de experimento sociológico, y que la Milá no tiene pudor en hablar de lo divino, de lo humano y de lo que le sale del bolo como ella bien defiende y claro, en esa vorágine disertadora no se puede acertar siempre. Sigue leyendo

¿Por qué no te callas?

Gwyneth Paltrow, Nicolás Maduro y Cristina Fernández de Kirchner. | Agencias

Gwyneth Paltrow, Nicolás Maduro y Cristina Fernández de Kirchner. | Agencias

Escribía Mikel Iturriaga, mi adorado bloguero gastronómico en El País, que le embargaba la tristeza “cada vez que un medio respetable comete la estupidez de publicar bodrios por el simple hecho de ir firmados por famosos”. Él lo decía a cuenta del fichaje de Pippa Middleton (ya saben, la cuñada de Guillermo de Inglaterra, famosa por su trasero envuelto en satén blanco el día de la boda real) por parte de una revista gastronómica bastante bien hecha, la Waitrose Kitchen.

A pesar de que él alberga la esperanza de poder echarse unas buenas risas en el caso de que a la cuñadísima le dé por disertar sobre hechos tan útiles y novedosos como “Los estantes de la cocina deben llenarse de objetos útiles diversos” o “por su tamaño, cocinar un pavo es una buena solución para cuando viene mucha gente” (consejos contenidos en el libro/fracaso/hazmerreír que lanzó al mercado el año pasado), lo cierto es que los que nos dedicamos a esto de la información de la salud y la medicina no podemos prometérnoslas tan felices, ya que cuando un famoso, famosete, famosillo o popular abre la boca para dar un consejo saludable o emitir una opinión médica se nos abren las carnes. Sigue leyendo