Archivo de la etiqueta: oncología

Cáncer infantil. Ánimo, valientes

FreeDigitalPhotos.net

FreeDigitalPhotos.net

Cuando recibieron el diagnóstico se le esfumaron de la cabeza todos los argumentos científicos a los que trataba de agarrarse en los días previos para no perder la esperanza y derrumbarse. Un día tras otro se repetía constantemente que esto cogido a tiempo tiene solución, que el 80% de los tumores infantiles se cura, que se habían hecho infinidad de avances desde que Paquito, el hermano de su amiga Ana, murió de leucemia… poco a poco se había construido un duro armazón a base de datos favorables, de investigaciones punteras y de estadística optimista.

Sin embargo, cuando el médico les dijo que Adriana, SU Adriana, tenía cáncer esa coraza se resquebrajó en milésimas de segundo con preguntas del estilo ¿Por qué a ella? ¿Por qué a nosotros? ¿Y si está entre los que no los superan? No es justo, no es justo, no es justo… la frase resonaba en su cabeza mientras sentía cómo una oleada de calor invadía el interior de su cuerpo, que parecía estar completamente hueco. Veía al médico hablar sobre lo que ocurriría a partir de ahora, pero no le escuchaba. Tenía la sensación de estar sumergida bajo el agua y las palabras del oncólogo eran únicamente sonidos guturales sin ningún significado.

Le mente le jugó malas pasadas y pensó en que muy pronto ya no podría acariciar los rizos castaños de su hija, ni vestirla de Caperucita roja con aquel disfraz tan total que le habían echado los Reyes Magos. Se echó a llorar mientras su marido y una enfermera trataban de explicarle que iban a hacer todo porque todo fuera bien, pero ella seguía sin poder escuchar. La cara le ardía y la cabeza le iba a estallar.

Su marido le repetía que eran una pareja fuerte, unida y que tenían que ser valientes. Justo cuando creía que iba a partirse por la mitad, el médico le dijo algo que la dejó parada unos instantes, pero que le hizo reaccionar.

– “Saca tu rabia y tu dolor ahora, pero antes de salir por esa puerta ten en cuenta que la que a partir de ahora va a caminar por el filo de la vida es tu hija. Ella es la que va a soportar los tratamientos y la que se va a quedar sin pelo, la que va a estar ingresada en el hospital durante largas temporadas sin ver a sus amigos, a sus primos, a sus compañeros de clase y la que luego tendrá que esforzarse para recuperar el ritmo del colegio. Vosotros estaréis ahí, sin duda, pero sois acompañantes. Adriana os necesita, pero la valiente es ella, la protagonista es ella y si ella es fuerte vosotros tenéis la obligación de serlo también; no lo olvides”.

Ella se secó las lágrimas, se lavó la cara y fue al encuentro de Adriana, que ya se olía que las noticias no serían buenas. Cogió la mano temblorosa de su madre y les dijo: “Quiero ponerme bien, así que todo va a ir bien”.

Y todo fue bien.

“Hoy es el Día Mundial del Niño con Cáncer. Ellos son los protagonistas de esta historia. Hoy celebramos que son ellos, los niños, los que nos guían, aunque creamos que es al revés”

Anuncios